Take a fresh look at your lifestyle.

Carlos III dijo que va a servir «toda la vida» a los británicos

Hoy se realizará la ceremonia de proclamación del nuevo monarca, pero la coronación tendrá lugar dentro de algunos meses. Miles de personas lo recibieron con una ovación a su regreso a Londres desde Escocia, 800 kilómetros al norte, donde Isabel II falleció el jueves a los 96 años.

 

Carlos III se comprometió, en su primer discurso como rey, a servir toda su vida a los británicos como lo hizo su madre Isabel II, fallecida el jueves en su castillo escocés de Balmoral, a quien calificó de «inspiración» y «modelo», después de recibir el saludo de una multitud congregada frente al Palacio de Buckingham en Londres.

«Mi amada mamá», cuando cumplió 21 años, «se comprometió (…) a dedicar su vida, ya fuera corta o larga, al servicio del pueblo», recordó el rey en su primer discurso a la nación, grabado en Buckingham y transmitido por televisión.

«Yo les renuevo hoy esa promesa de servicio durante toda la vida», agregó Carlos III, de 73 años, comprometiéndose a defender «los principios constitucionales».

 

Homenaje

El nuevo monarca, que será oficialmente proclamado hoy, dijo que el compromiso de su madre «definió toda su vida».

«Su dedicación y devoción como soberana nunca cedieron, en tiempos de cambio y progreso, en tiempos de alegría y celebración, y en tiempos de tristeza y pérdida», destacó.

Cuando la reina subió al trono, Reino Unido y el mundo «todavía estaban lidiando con las privaciones y las secuelas de la Segunda Guerra Mundial, y seguían viviendo según las convenciones de épocas anteriores», continuó.

Carlos III enfatizó que el mundo cambió en 70 años, desde los años de posguerra hasta la actualidad, pero abogó por mantener constantes los valores y apuntó que «los deberes de la monarquía también continúan», ahora con él al frente.

Poco antes, miles de personas lo habían recibido con una ovación a su regreso a Londres desde Escocia, 800 kilómetros al norte, donde Isabel II falleció el jueves a los 96 años.

«¡Dios salve al rey!», gritó la multitud, cuando Carlos III bajó junto a su esposa, la reina consorte Camila, del Rolls Royce oficial que los llevó desde el aeropuerto hasta las verjas de Buckingham, donde se izó por primera vez para él el estandarte real, según consignó la agencia de noticias AFP.

El nuevo monarca estrechó las manos de muchas personas y recibió de primera mano los mensajes de condolencias y apoyo.

La ceremonia de proclamación

Carlos III se convirtió en rey británico el jueves en el momento en que murió su madre, pero será proclamado hoy oficialmente como tal.

La ceremonia se realizará en el Palacio de Saint James, en el centro Londres, frente a un cuerpo ceremonial conocido como el Consejo de Adhesión, compuesto por miembros del Consejo Privado, un grupo de parlamentarios de alto nivel, pasados y actuales, y pares, así como algunos funcionarios públicos de alto nivel, altos comisionados de la Commonwealth y el alcalde de Londres.

Más de 700 personas tienen derecho a asistir a la reunión, pero dada la poca antelación, es probable que el número real sea mucho menor.

En la reunión, la presidente del Consejo Privado, la diputada Penny Mordaunt, anunciará la muerte de la reina Isabel II y se leerá una proclamación en voz alta que tradicionalmente incluye una serie de oraciones y promesas, encomiando al monarca anterior y prometiendo apoyo al nuevo.

De todas formas, la coronación del rey Carlos se espera se concrete dentro de unos meses, ya que requiere mucha preparación.

Carlos III anunció el nombramiento de su hijo mayor Guillermo, de 40 años, como nuevo príncipe de Gales. Su esposa Catalina será princesa de Gales, título no utilizado desde 1997 con la muerte de Lady Di.

 

Gran Bretaña inicia un período de 10 días de luto en homenaje a Isabel II

Gran Bretaña inicia un período de 10 días de luto en homenaje a Isabel II

Facebook

Twitter

Email

Se espera que el funeral de Estado de la reina tenga lugar en la Abadía de Westminster en menos de dos semanas. El día exacto será confirmado por el Palacio de Buckingham.

La soberana murió el jueves a los 96 años en Balmoral, Escocia.

Gran Bretaña inicia un período de 10 días de luto para recordar y homenajear a la reina Isabel II, quien falleció el jueves a los 96 años en Balmoral, su residencia de verano en Escocia, luego de un año con complicaciones de salud, desde coronavirus hasta problemas de movilidad.

Temprano a la tarde cuando llegó el anuncio de su delicado estado de salud, cientos de personas comenzaron a congregarse frente al Palacio de Buckingham, donde siguieron atentas las novedades y, cuando la bandera Union Jack en el Palacio se bajó a media asta, la multitud quedó inmóvil y en estado de shock: la reina había muerto. Inmediatamente después, se inició el plan conocido como «Operación Puente de Londres», un protocolo secreto planeado hace años con los detalles sobre las primeras horas tras anunciarse el fallecimiento.

El plan es solo uno de varios estrictos procedimientos que se llevan a cabo cuando muere un miembro de la familia real y del que se fueron filtrando fragmentos a lo largo de los años.

El hijo y sucesor de la reina, el rey Carlos III, accedió al trono inmediatamente en el santuario del castillo de Balmoral, tras recibir el primer saludo de parte de la flamante primera ministra, Liz Truss, a quien la reina le había encargado formar gobierno apenas dos días antes en su condición de nueva líder del mayoritario Partido Conservador. Una catarata de saludos y homenajes inundó el mundo entero, incluidas las voces de los principales líderes del planeta que se completaron temprano, en virtud de la diferencia horaria, con las muestras de dolor de los gobiernos de China (especialmente la excolonia británica de Hong Kong) y Japón.

Se espera que el funeral de Estado de la reina tenga lugar en la Abadía de Westminster en menos de dos semanas, pero el día exacto será confirmado por el Palacio de Buckingham.

«Los detalles del funeral de Su Majestad la Reina y otros próximos eventos ceremoniales y conmemorativos en todo el Reino Unido se anunciarán a su debido tiempo», informó este viernes por la mañana el Gobierno británico. El último servicio fúnebre que se celebró en esa abadía fue el de la madre de la reina en 2002. Se presume que el féretro saldrá de Balmoral para ser llevado por ruta al Palacio de Holyroodhouse, en Escocia, y, luego, a Londres. Al funeral se invitarán a los jefes de Estado de todo el mundo.

Ahora, el nuevo rey se ocupará de los temas de Estado al comenzar su primer día completo como nuevo monarca de la nación, tras haber dedicado gran parte de sus 73 años a prepararse para el cargo.

Según los principales medios británicos, Carlos III pronunciará esta tarde su primer discurso a los británicos, mientras que para las 13 (hora local) se dispararán 96 salvas de cañón desde varios lugares de Londres, como Hyde Park y la Torre de Londres. El flamante monarca tendrá audiencias con la primera ministra y el gabinete, el líder de la oposición, el arzobispo de Canterbury y el decano de Westminster.

La proclamación oficial de Carlos III como rey tendrá lugar el sábado en Londres, frente a un cuerpo ceremonial conocido como el Consejo de Adhesión.

Este consejo está compuesto por más de 700 personas, incluido todo el Consejo Privado, altos funcionarios y el alcalde de Londres, pero para la ceremonia del sábado, que se celebrará en el Palacio de Saint James, se prevé la asistencia de solo 200. Las despedidas de las celebridades

La actriz Helen Mirren, que interpretó a Isabel en la película biográfica de 2006 «La reina», se mostró «orgullosa de ser isabelina». «Lloramos a una mujer que, con o sin corona, era el epítome de nobleza», dijo la intéprete inglesa.

El músico y cantante Elton John, que tiene una lujosa casa a un paso del castillo de Windsor, dijo estar «profundamente entristecido» por el fallecimiento de la reina. «Era una presencia inspiradora para estar cerca y dirigió el país a través de algunos de nuestros momentos más grandes y más oscuros con gracia, decencia y genuina calidez», escribió en Instagram.

Elton John fue nombrado caballero por la reina en 1998, apenas meses después de cantar una versión reelaborada de «Candle in the Wind» en el funeral de Diana, princesa de Gales, recordó la agencia AFP.

Mick Jagger, líder de los Rolling Stones, lamentó la pérdida de alguien que había estado presente durante toda su vida. «En mi infancia me acuerdo de haber visto los momentos más destacados de su boda en la televisión. La recuerdo siendo una hermosa joven, hasta la muy querida abuela de la nación», comentó. La autora de «Harry Potter», J.K. Rowling, dijo que Isabel se había «ganado su descanso». «Cumplió su deber con el país hasta sus últimas horas, y se convirtió en un símbolo duradero y positivo de Gran Bretaña en todo el mundo», tuiteó.

La Spice Girl Victoria Beckham, esposa de David Beckam, uno de los futbolistas más populares de Inglaterra, dijo que la muerte de la reina marcaba un día triste «para el mundo entero».

El exBeatle Paul McCartney, que fue nombrado caballero por Isabel en 1997 y actuó en su jubileo de diamante en 2012, le rindió homenaje a ella y a su hijo Carlos, que la sucede en el trono. «Dios bendiga a la reina Isabel II… Larga vida al rey», tuiteó.

Los comentarios están cerrados.