Los detalles del plan contra las violencias de género

La iniciativa, anunciada por la ministra Elizabeth Gómez Alcorta y el presidente Alberto Fernández, contempla una serie de políticas públicas para las mujeres y personas LGBTIQ+, como vivienda, empleo y apoyo económico.   Acceso a la vivienda, empleo, formación laboral y apoyos económicos a personas en situación de violencia de género, son algunas de las

La iniciativa, anunciada por la ministra Elizabeth Gómez Alcorta y el presidente Alberto Fernández, contempla una serie de políticas públicas para las mujeres y personas LGBTIQ+, como vivienda, empleo y apoyo económico.

 

Acceso a la vivienda, empleo, formación laboral y apoyos económicos a personas en situación de violencia de género, son algunas de las medidas contempladas en el Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Géneros presentado ayer por el Gobierno Nacional.

«Más que un plan, es un cambio de paradigma», afirma la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad (MMGyD), Elizabeth Gómez Alcorta, en el prólogo del plan, detallado en un documento de 200 páginas y presentado públicamente ayer al mediodía en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández.

Ese cambio implica el paso de «un abordaje individual a uno integral e interseccional», lo que involucra el impulso de políticas públicas para que las mujeres y personas LGBTIQ+ «puedan desarrollar un proyecto de vida autónomo», según señala la funcionaria.

El Plan contiene 27 medidas y 144 acciones e involucra a 46 organismos nacionales en más de 100 compromisos de responsabilidad para concretar las acciones enunciadas.

Pensado para ejecutarse entre este año y 2022, el presupuesto previsto es de 18.000 millones de pesos.

«Acceso a la vivienda, formación laboral y el empleo forman parte de esta definición de políticas de protección integral», resaltó Gómez Alcorta.

MÁS ACCIONES

En este sentido, indicó: «Abandonamos un abordaje centrado sólo en la atención de las emergencias a otro que tiene por horizonte la modificación de las condiciones estructurales» que afectan a las personas que atraviesan situaciones violentas por razones de género.

Además, la ministra resaltó que la política que guiará el trabajo «no será crear más hogares y refugios sino impulsar acciones para poder garantizar el acceso a la vivienda, a casas de medio camino, que les permitan desarrollar a estas personas un proyecto de vida autónomo y libre de violencias».

Con este nuevo paradigma, el Plan incorpora el programa Acompañar, que consistirá en un apoyo económico a las personas que se encuentran en situación de riesgo de violencia de género, igual a un salario mínimo vital y móvil durante seis meses.

También un programa de apoyo económico urgente, asistencia psicológica, social y jurídica para las familias y allegados a víctimas de femicidios, travesticidios y transfemicidios.

Asimismo, se seguirá incorporando a mujeres y personas LGBTIQ+ en el programa Potenciar Trabajo, y en líneas de microcréditos para proyectos socio productivos y laborales. En ese sentido, tendrán prioridad de financiamiento los proyectos del Plan Argentina Hace que promuevan la protección de estas personas.

Además, el plan elaborado por el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad prevé la construcción de un mapa georreferencial de instituciones que atienden la temática y una mejora en los niveles de accesibilidad tecnológica y social, con la incorporación de intérpretes para personas no hispanohablantes.

Sobre el acceso a la Justicia, el programa incorpora «la creación y diversificación» de las bocas de recepción de denuncias de casos de violencia de género, las que no sólo se harán en oficinas judiciales o policiales, sino también «en otras agencias del Estado, como por ejemplo centros de salud y áreas locales de género».

Para estos dispositivos se incorporará un registro de intérpretes no hispanohablantes y de lenguas originarias y también soportes comunicacionales para personas con discapacidad que lo necesiten, según se informó oficialmente.

La iniciativa

El plan del Ministerio contiene varias acciones relacionadas con trabajar las masculinidadades: «Hay medidas concentradas en agresores para que las acciones de protección no recaigan en las personas en situación de violencia», resaltó Gómez Alcorta.

De acuerdo con lo detallado, este ambicioso programa fue elaborado «en base a una construcción federal a través de foros participativos, presenciales y virtuales, un formulario online y la recepción de propuestas por mail», que involucró la participación de unas 3.400 personas.

En 200 páginas, se detallan acciones que consideran los distintos tipos de violencias de género y las diversas realidades de las poblaciones afectadas, con propuestas para medios de comunicación, organizaciones, escuelas, los ámbitos de salud, deportivos y culturales.

 

 

Los comentarios están cerrados.