Poglajen, en diálogo con EL DIARIO: “Todos los días sueño con colgarme una medalla olímpica”

El bonaerense Cristian Poglajen, uno de los referentes de la Selección Argentina de Voleibol, expresó sus sensaciones respecto al presente que transita en Turquía y manifestó su punto de vista sobre el deporte en la actualidad. Expuso sus proyectos y señaló que “anhela subirse a un podio en los Juegos Olímpicos”.

KEVIN RIVERO

El crecimiento del Voleibol Argentino en los últimos años fue realmente inconmensurable y se ganó un lugar de consideración en el plano internacional, con la presencia continua de Cristian Poglajen, quien es una de las insignias del seleccionado masculino.
En su extensa trayectoria, el bonaerense surgido en el Club Atlético Vélez Sarfield y actualmente en el Ziraat Bankasi, de Turquía, logró trazar un camino de un progreso notable en nuestras tierras y en el exterior, además de conformar los diferentes combinados formativos nacionales, en el cual consiguió una medalla de bronce en el Mundial Juvenil Sub 21, de India 2009. Hace una década, integra el plantel mayor y participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.
Deslumbró en distintos clubes de Argentina, pasó por Bélgica, Polonia, Brasil e Italia, dónde logró un título de Challenge Cup con Ravenna.
En diálogo con EL DIARIO, el Polaco dio cuentas sobre su cotidianidad en el territorio turco y habló de sus próximos objetivos.

ACTUALIDAD

El receptor de punta, contó cómo atraviesa la reciente era marcada por la pandemia: “Lo llevo con tranquilidad y calma, porque sé que es algo que se me escapa de las manos y no depende de mí; me tuve que reinventar y seguir entrenando en casa. Práctico en casa hace tres meses y en el transcurso de la semana, desarrollo una rutina que me envío el preparador físico de la selección argentina, en la cual, algunos días realizo trabajos de fuerza y, en otros, aeróbicos para mantenerme activo. Se me hizo dificultoso ordenarme y adaptarme a nuevos hábitos para aprovechar el tiempo en mi casa porque, generalmente, estoy haciendo otras cosas o entreno en el club, y no me quedo tantas horas en mi hogar”. En este contexto, agregó: “Fueron adversidades en el comienzo, pero en este último tiempo me ayudó a ordenarme más personalmente y aprendí cosas nuevas de la vida cotidiana. Tuve más contacto con personas que, quizás, no hablaba hace bastante tiempo y me dediqué más a las redes sociales. En líneas generales, se convirtieron en aspectos positivos”.

Por otra parte, el jugador de 194 centímetros de altura, sintetizó cómo mantiene la motivación: “Me propongo objetivos y metas constantemente. Este periodo no es de vacaciones y tengo que entrenar porque en julio retomaremos las actividades con el club, entonces, tengo que estar preparado para no desentonar. Pienso en los próximos playoff y con la mirada puesta más adelante, veo lo que se aproxima con la selección”.

VIVIR EN ANKARA

“Residir en Turquía me sorprendió positivamente. Los primeros dos meses choqué con la cultura, me sorprendió que llamaran al rezo cinco veces por día, ver las mezquitas por todas partes y como maneja la gente, porque son alocados. No obstante, el idioma fue lo más complicado, ya que hablan poco la lengua inglesa y las primeras semanas estuve todo el tiempo con el traductor del celular intentando comprender algunas cosas que me decían. Más allá de esto, es un país muy nacionalista, rica, turística y segura, con paisajes increíbles y la gente es muy agradable”, detalló el hombre, de 30 años.

EL FOCO EN TOKIO 2021

En tanto, Poglajen narró sus impresiones acerca de la postergación de los Juegos Olímpicos: “Me pareció una buena medida. La pandemia no dejó otra opción que posponer, y me aprecio que es lo más adecuado porque en primera instancia, está la salud de las personas.

Tenemos la temporada por delante a nivel de clubes, aunque la cabeza de todos los deportistas está enfocada en los JJ.OO y esperaremos hasta 2021”.
Por otro lado, subrayó sus ambiciones para la competencia: “Me tocó jugar dos Juegos Olímpicos y el propósito siempre fue llegar lo más alto posible pero, el gran sueño, es lograr subirse al podio y obtener alguna medalla. Con el grupo, todavía no pudimos establecer las expectativas pero, sin lugar a dudas, es conquistar algo más grande”.

EL VOLEIBOL ARGENTINO

“Es difícil determinar que puede pasar con el futuro, sin embargo, estoy seguro que está en un buen camino en la preparación. La Federación está tratando de crear un sustento más fuerte para el crecimiento de los jóvenes y su formación. Va a llevar tiempo porque no se produce inmediatamente, pero transita por una buena senda”, declaró el oriundo de La Matanza.

Asimismo, hizo alusión a la emigración de los jugadores argentinos en el último tramo: “Hay muchos chicos que se marcharon al exterior por la incertidumbre que existe y no saben cuándo empezará la Liga Argentina. No se conocen cuántos sponsors se involucrarán – económicamente hablando – y la mayoría de los muchachos prefirieron tomar otro rumbo. Además, hay que tener en cuenta que, en Europa se está normalizando y es muy atractivo, y el plano nacional está en una etapa de ‘veremos que sucede’”.

FUTURO

Por otro lado, el Polaco analizó lo venidero en su carrera: “Pienso jugar los próximos años al nivel más alto posible. Quiero estar enfocado en el club y en el seleccionado hasta el momento que pueda competir a esta altura. Tengo algunos planes pero, todavía no tengo definido concretamente como seguiré. Me gustaría estar ligado al deporte, aunque, aún no sé si desarrollar mí faceta como entrenador, mánager o preparador físico. Deseo seguir vinculado en el ámbito deportivo, porque es lo que amo y la mayor parte de mi vida me dediqué a esto”.

LOS TRES MOMENTOS DE SU CARRERA

“La primera citación que tuve con la Selección Argentina Juvenil de Voleibol – en 2008 -, porque era la primera vez que vestía la camiseta celeste y blanca. Haber jugado dos Juegos Olímpicos es algo complicado de dimensionar. Mi debut fue en Londres, pero al certamen de Río de Janeiro lo viví con más intensidad todavía. Y por último, haberme consagrado campeón con Ravenna – de Italia – en la Challenge Cup, en 2018. Son momentos que marcaron mi vida”, destacó Poglajen.

Los comentarios están cerrados.