Turismo: advierten sobre la quiebra de muchos emprendedores

La Cámara de Turismo de Entre Ríos le advirtió sobre la crisis por la que atraviesa el sector, que “está en terapia y sin respiradores”: estimó la quiebra de 450 locales gastronómicos y denunció la imposibilidad de acceder a créditos.

 

Desde la Cámara también se criticó la ley de emergencia para el sector y hubo duros cuestionamientos a las autoridades provinciales: “Nos encontramos navegando en una tormenta perfecta y sin un capitán que pueda pilotear este barco”.

En el marco de la grave crisis que atraviesa el sector turístico, la Cámara Entrerriana de turismo se reunió con el representante provincial ante el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur), Alejandro Bahler.

La comisión Directiva de la CET mantuvo una videoconferencia con el ex diputado provincial y actual representante por entre Ríos ante el Instituto Nacional de Promoción Turística.

Durante el encuentro -de aproximadamente 90 minutos-, Leonardo Schey, presidente de la única entidad provincial representativa del sector turístico, puso al tanto a Bahler sobre “el angustiante escenario económico que vive la actividad turística de toda la provincia, condición que lleva ya 103 días, sin miras de avizorar en un horizonte cercano, respuestas a la altura de las circunstancia por parte de las autoridades provinciales responsables del área, aun cuando en varias oportunidades la entidad había alertado sobre esta situación crítica”, se indicó desde la Cámara.

A lo largo de la reunión, el funcionario fue escuchando de boca de los dirigentes de cada rincón provincial las ponencias sobre distintos temas que la Cámara viene abordando desde el inicio de la cuarentena: “Los más preocupantes han sido las escasas medidas adoptadas por la Provincia en salvaguarda de la actividad turística; las pobres, si no nulas acciones llevadas adelante por los funcionarios de la SecTur en pos de concebir asistencia concreta al sector privado; la invisibilidad de programas o herramientas de promoción que permitan vislumbrar la posibilidad cierta de recuperación en corto y mediano plazo del caudal turístico; y la ley de emergencia turística -aprobada recientemente- desoyendo por completo las sugerencias efectuadas por la entidad, que redundó en la creación de una herramienta carente de efectividad ante la realidad que se vive”.

Luego dieron cuenta del cierre de establecimientos turísticos: “El más penoso fue el reciente caso del Hotel Plaza Jardín, patrimonio de la ciudad de Paraná, fundado en 1946, con 21 empleados que quedaron sin trabajo”, señalaron en un comunicado enviado a esta Agencia.

“Se le advirtió también a Bahler sobre recientes informes que indicarían que, estimativamente, 30% de los establecimientos no volverían a abrir sus puertas, tomando en cuenta solamente los 1.500 establecimientos gastronómicos que hay en la provincia: el numero de 450 locales que quebrarían es alarmante”, advirtieron.

“También se lo puso al tanto acerca de la dificultad que tienen las empresas y prestadores turísticos de suscribir a los mal promocionados accesibles créditos del CFI, tomando en cuenta que de los 380 millones otorgados por este organismo al sector privado solo cuatro millones se entregaron al turismo, existiendo al día de hoy más de una docena de carpetas paradas en el Bersa y otras tantas en la Sectur”.

Sin capitán para pilotear el barco

Renglón aparte mereció el tratamiento del proyecto de ley para la creación del Ente Mixto de Turismo de Entre Ríos, que la Cámara, desde sus inicios ha pregonado en pos de su realización. En este punto se le manifestó al funcionario el firme convencimiento que la entidad tiene con respecto al trabajo mancomunado con el sector público, los objetivos que debe seguir y la composición del mismo, entendiendo como condición sine qua non el carácter de representatividad provincial que deben esgrimir las entidades que lo integren, enlazada a la pertenencia o injerencia directa con el sector turístico.

Coincidiendo en un todo con lo expresado por los directivos de la CET, Bahler comprometió su colaboración y apoyo para la gestación de todos los proyectos que impulse la entidad con el fin de reactivar la actividad turística de la provincia y así poner en movimiento la rueda económica de este sector productivo.

Finalizado el encuentro virtual, Leonardo Schey, sostuvo: “Por su vasta experiencia en la actividad turística y política entendemos que Alejandro Bahler es un interlocutor válido, ya que comprende muy bien la extrema situación crítica por la que está atravesando nuestro sector”.

“Se ha puesto a disposición de nuestra entidad sin dilatar tiempo. Hoy en día esos gestos se valoran; vamos a comenzar un ida vuelta con él con el propósito de poder concretar trabajos serios que nos beneficien a todos, que es el fin que persigue la Cámara Entrerriana”, agregó.

Por último, manifestó: “Advertimos que las autoridades siguen sin tomar conciencia real de la magnitud del daño económico que se ha generado en nuestro sector, de lo irreversible que esto se ha tornado para muchos, que hoy ya están en terapia intensiva y para los cuales dudamos de la efectividad de los respiradores artificiales”.

“Esperamos demasiado de gente sencilla, básica, previsible, y hoy nos encontramos navegando en una tormenta perfecta, sin un capitán que pueda pilotear este barco”, finaliZÓ.

Gastronómicos y hoteleros reclaman la emergencia a nivel nacional

Los comentarios están cerrados.