UIA: el presidente instó a ser dialoguistas aunque “sea muy difícil”

Miguel Acevedo, presidente de UIA, mantuvo un encuentro virtual con dirigentes de la UIER.

 

“Es muy difícil en nuestro país ser dialoguistas, pero lo tenemos que hacer” fue una de las ideas que se rescató del diálogo en el que también sostuvo que “tenemos la posibilidad de hacer los cambios ahora”.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) planteó cuáles son los temas de agenda que trabaja la entidad. En ese marco, subrayó la importancia de que la pandemia encuentre a los sectores unidos para definir los consensos necesarios que permitan generar cambios en pos de mayor trabajo, crecimiento y desarrollo.

La Comisión Directiva de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER) mantuvo una charla a través de Zoom con Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). Allí, puso sobre la mesa de debate los temas clave de la agenda sectorial en el marco de la pandemia por el coronavirus.

Durante el encuentro virtual, Acevedo contó detalles del diálogo que viene manteniendo la entidad fabril con el presidente Alberto Fernández y su equipo de ministros. Además, planteó la visión sobre la situación de Vicentín, motivo por el cual se pidió enfáticamente “respetar el principio de legalidad y lo marcos jurídicos correspondientes”.

Asimismo, Acevedo expresó a los integrantes de la UIER cuál es la importancia de generar canales de diálogo entre dirigentes de todos los actores, con el fin de establecer los acuerdos necesarios que posibiliten llevar a cabo los cambios que requiere el momento. Sobre ello, resaltó que será vital la unión y los consensos para que los industriales puedan avanzar con seguridad en sus inversiones, con el objetivo de generar valor, empleo y desarrollo para la sociedad.

En sus intervenciones afirmó que “la Argentina tiene posibilidades de hacer algo mejor”, que “hay mucha tierra fértil para hacer consensos” y tras la idea de invertir en el país, destacó que para hacerlo “tenemos que tener diálogo, coincidencias sobre qué país queremos”. En esa línea de pensamiento, agregó que “es muy difícil en nuestro país ser dialoguistas, pero lo tenemos que hacer”.

En el contexto actual, el dirigente nacional reflexionó que “es muy difícil hoy ser industrial” antes de estimar que “vamos a salir con una enorme mortandad de empresas. Esto no es gratis”, destacó.

En un escenario donde se “necesita tranquilidad”, consideró que “no dan tranquilidad de un lado ni del otro”. No obstante, advirtió que “como sociedad tenemos la posibilidad de hacer los cambios ahora porque va a venir la ‘nueva normalidad’”.

ECONOMÍA. De la charla también participó Diego Coatz, director Ejecutivo y Economista Jefe de la UIA, quien brindó detalles de las propuestas y sugerencias que se llevan al Gobierno nacional para dar soluciones a las pequeñas y medianas industrias que atraviesan graves dificultades en medio de la pandemia, con especial hincapié en los sectores no esenciales que debieron paralizar su producción.

Entre otros temas, Coatz señaló qué ocurre con el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y explicó por qué hubo empresas que decidieron darse de baja en mayo. Al respecto, de cara a los próximos meses, adelantó qué tipo de continuidad tendrá en junio y apuntó a la importancia de que se incorporen líneas crediticias para empresas afectadas.

Por otro lado, se explayó respecto de cuáles han sido las gestiones que la UIA encabezó junto a las autoridades del Banco Central de la República Argentina (BCRA) a raíz de la Comunicación 7030 que provocó inconvenientes en el acceso a dólares para realizar importaciones de insumos de relevancia para las diferentes actividades. Sobre ello, analizó cómo incluye la negociación de la reestructuración de deuda en este escenario.

“Es una agenda de control de daños”, sintetizó el economista en relación a las expectativas que maneja la industria junto a las acciones de gobierno para este año, debido al particular escenario nacional e internacional.

De la charla participaron Leandro Garciandía, Eduardo Tonutti, Héctor Motta, Gonzalo Benvenuto, Gabriel Bourdín, Guillermo Muller, Raúl Marsó, Sergio Corso, Yack Roitman, Claudio Lambert, Celeste Valenti, María Eugenia Hillairet, Héctor Alonso, Alejandro Baggio, además de la Directora Ejecutiva, Andrea Faisal y los integrantes del equipo técnico de la UIER.

Rechazo a la expropiación de Vicentín

En un documento dirigido al gobernador, a los senadores y diputados de la provincia y a los entrerrianos en general, 25 organizaciones representativas de distintos sectores de la producción manifestaron su oposición al “proyecto de expropiación de público conocimiento” y formularon consideraciones respecto del funcionamiento de las instituciones y las responsabilidades del Estado.

En primer lugar, el texto expresa la “adhesión en todos sus términos al comunicado emitido por las entidades de la hermana provincia de Córdoba y, nos expresamos a favor del respeto y defensa de la propiedad privada, sin perjuicio de la responsabilidad que compete a cada parte y que debe dirimir la Justicia”.

“Solicitamos a nuestros representantes defender los derechos y garantías consagrados por nuestra Constitución Nacional, hoy amenazados por el proyecto de expropiación de público conocimiento”, continúa el escrito.

Respecto del proyecto del Poder Ejecutivo Nacional, enumeran que “atenta contra la independencia de los poderes del Estado, invadiendo la injerencia del Poder Judicial, atacando los derechos y garantías constitucionales de las empresas y de la iniciativa privada y violenta las reglas institucionales y marcos de regulación propios de los negocios, poniendo en vilo la confianza y la seguridad jurídica, tan necesarias para la inversión y el crecimiento económico”.

Asimismo, sostienen que “constituye una señal negativa para el resto de los actores económicos, tanto internos como externos, y genera desincentivos a la inversión privada, elemento clave para lograr la reactivación económica de nuestro país, tan importante en el actual contexto”.

Cuestionan asimismo que “obliga al Estado a asignar recursos que deberían destinarse a otros fines y que costeamos todos los argentinos sosteniendo innecesariamente empresas estatales que, con algunas excepciones, generan abultados déficits al Estado Nacional”.

Tras los cuestionamientos, instan “a nuestros representantes a reflexionar profundamente y actuar a conciencia y con responsabilidad para impedir que avance un proyecto de esta naturaleza”.

Expresan que “queremos trabajar y contribuir al crecimiento de Entre Ríos y de Argentina en un marco de seguridad, de reglas estables, de respeto de las instituciones. Sólo de esa manera podremos seguir confiando, invirtiendo, sosteniendo el empleo y el desarrollo económico”.

Entre otras organizaciones firman el pronunciamiento las asociaciones de Industriales Metalúrgicos de Entre Ríos, de Empresas del Parque Industrial de Paraná, Empresaria Hotelera Gastronómica de Paraná, para el Desarrollo de Concordia,. También, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos y la Bolsa de Comercio de Entre Ríos; las cámaras Arbitral de Cereales de Entre Ríos, de Comercio Exterior de Entre Ríos, de Industriales Madereros y Forestales de Entre Ríos y Sur de Corrientes, de Productores Porcinos de Entre Ríos, de Industrias Lácteas de Entre Ríos; el Consejo Empresario de Entre Ríos; la Federación Económica de Entre Ríos; Federación Agraria Argentina Entre Ríos; Unión Industrial de Entre Ríos y el Centro de Estudios Inmobiliarios de Entre Ríos.

 

 

Los comentarios están cerrados.